Autopublicación. De tuercas y letras: entrevista con la editora Isabel García

Autopublicación. De tuercas y letras: entrevista con la editora Isabel García

Al otro lado del Texto: autopublicación

Algunos manuales de escritura creativa incluyen un apartado final dedicado a la relación entre el escritor y el editor. Los buenos, se centran en cuestiones prácticas como los criterios para escoger la editorial o el agente al que enviar la obra, la forma de presentarla, el modelo correcto de carta que se debe acompañar, etc. Es una manera de que el escritor comprenda algo de las prácticas y psicología del editor.

Quizás el pequeño déficit de estos manuales es que, al menos los que yo conozco, aún no se han adaptado a las transformaciones del mundo editorial, y, en concreto, a la irrupción de las editoriales de autopublicación.

De ahí tal vez el valor de esta pequeña entrevista: acercar la labor de estas nuevas editoriales, sus prácticas y su filosofía tanto a lectores como a escritores.

Isabel García, filóloga de formación y editora de profesión, es directora y fundadora de la empresa de publicaciones personales Cuarto de Letras y del sello independiente Nuevos Textos, y ha tenido la amabilidad de prestarse a este breve interrogatorio.

La editora que subió una colina y casi monta una ferretería

r_costas: Hola, Isabel, antes de nada, gracias por dedicarnos un rato de tu tiempo.

Te presentas en Cuarto de Letras como “La editora que subió una colina y casi monta una ferretería”, ¿tan negro está el panorama editorial o sientes una atracción especial por el mundo de los tornillos, las alcayatas, las tuercas y demás?

Isabel García (IG): Es un placer, gracias a ti. En cuanto a la pregunta, lo cierto es que sí, desde pequeña siento atracción por las ferreterías y por las librerías como negocios. Todavía sigo sin poder evitar pararme largo rato frente a uno de sus escaparates recargadísimos y apelotonadísimos de libros o de herramientas extrañas. En cuanto al texto de presentación de la web, me gustaba la metáfora de recoger los tornillos y piezas desechados por la máquina editorial y pensar qué hacer con ellos, fue un momento vital de cambio y de decisiones importantes que me llevó a fundar mi propia empresa.

r_costas: ¿En qué momento echan a andar Cuarto de Letras y Nuevos Textos, y por qué estos nombres?

IG: Primero nació Cuarto de Letras en 2013, como solución laboral para una editora decepcionada con algunos aspectos de la profesión, cansada de tener que optar siempre por la velocidad frente a la calidad, con muchos años de experiencia y con ganas de hacer las cosas bien, con tiempo y con ilusión. Esa es la verdad. El nombre responde a una necesidad de volver al cuarto, al gabinete, al despacho editorial, donde reina el silencio, la lectura atenta, la meticulosidad y el trabajo pausado.

Nuevos Textos surgió después, como desenlace lógico y guinda del pastel de la felicidad.

r_costas: Llama la atención que hayas puesto en marcha dos tipos de sellos tan diferentes, autoedición y convencional…

IG: Los procesos de producción editorial son prácticamente los mismos. Tanto si ayudas a publicar como si publicas tienes que leer, corregir, maquetar, diseñar, imprimir, etc. Un editor, al menos en Cuarto de Letras, pone el mismo cuidado en todos los libros, ya sean estos para un particular, para su uso personal o doméstico, o para un grupo más amplio de lectores.

Yo lo veo así: en Cuarto de Letras pongo mi experiencia y buen hacer editorial a disposición de aquellos autores, profesionales o no, que sienten la necesidad de realizarse en este campo, de sacar adelante su proyecto de libro. En Nuevos Textos me realizo como editora, ofrezco a mis lectores lo que creo que merece la pena que conozcan, lo que creo que les va a gustar o que les va a resultar provechoso leer, incluso lo que creo que debe tener espacio en el panorama intelectual, aunque suene pretencioso.

r_costas: ¿Qué buscáis con Cuarto de Letras? ¿Cuál es el objetivo de un sello como éste?

IG: El objetivo de Cuarto de Letras es ayudar a escritores, profesionales o no, a llevar a cabo su publicación personal, y lo hacemos de una forma rigurosa, poniendo por delante la calidad del libro y las necesidades del autor, derivadas de su proceso de creación.

r_costas: ¿Qué opinas del nuevo campo de las editoriales de autoedición como la vuestra? ¿Crees que está ya saturado o que irá a más?

IG: Es difícil saberlo, desde luego empresas de servicios editoriales y autopublicación hay millones y para todos los gustos. Creo que la cantidad y variedad de la oferta es positiva porque obliga al cliente, usurario o demandante a ser mucho más riguroso en la elección de la empresa con la que va a trabajar.

También está el lado oscuro, que son precisamente los cantos de sirena de algunas empresas de autopublicación que o bien se disfrazan de sellos tradicionales o bien prometen imposibles. Pero nada dura eternamente y el tiempo que ya lleva existiendo la autopublicación en España ha hecho ya una labor de selección natural importante, y muchos “lobos” se han quedado por el camino.

r_costas: ¿Y sobre la exclusión de las editoriales de autoedición de ferias del libro tan importantes como la de Madrid?

IG: Es que son cosas distintas, con motivaciones, objetivos y sensibilidades diferentes. Creo que es un error tratar de dar a la autopublicación la apariencia de la publicación tradicional, para empezar porque un sello editorial jamás pasaría un presupuesto de corrección, maquetación, diseño e impresión de ejemplares a su escritor, por el que ha apostado, en el que cree. Un sello editorial es un mecenas, o al menos debería aspirar a serlo (ese es otro debate interesante).

No hay que confundir a la gente.

La autopublicación debe asumir su identidad, sin complejos, y así es como conseguirá el verdadero reconocimiento, porque realmente cumple una función dentro del mercado y ayuda a mucha gente que de otra manera no podría soñar con publicar un libro. Publicar no es otra cosa que poner a disposición del público una obra. A este propósito escribí hace tiempo un artículo en mi blog, reivindicando el papel de la autopublicación: ¿Te sientes un intruso por publicar tu libro?

r_costas: Un lema que usas en la Web de Cuarto de Letras es: editar es corregir. Parece increíble que un editor tenga que recordar algo tan obvio, pero también parece que muchos sellos lo han olvidado…

IG: Por desgracia, en el sector de la autopublicación sí se ha olvidado. En Cuarto de Letras nos distinguimos precisamente por eso, porque no concebimos editar un libro sin corregirlo, sin leerlo. Muchas empresas de autopublicación obvian la corrección. Eso a la larga hace más daño al sector que el hecho de ser excluido de la feria del libro de Madrid. Para nosotros un libro sin corregir no es un libro, es un taco de páginas cosidas y encuadernadas.

r_costas: Nuevos Textos sigue otra línea bien diferente, pero me ha llamado la atención que exista un mismo espíritu compartido con Cuarto de Letras: en ambos casos se ve un afán, una preocupación, por corregir los males de la industria editorial; en un caso, en el sector del libro; en el otro, en el del periodismo o la información…

IG: Sí. Antes hablábamos de las tuercas y tornillos que va soltando la máquina de la industria editorial en su afán por producir, ganar, soltar lastre para subir y subir. Entre estas tuercas y tornillos desechados está la bibliodiversidad, también la calidad, el mecenazgo del que también hablábamos antes, pero sobre todo la bibliodiversidad. Estas tuercas y tornillos los suelen recoger las editoriales independientes como la nuestra, los sellos modestos, y con ellos reciclamos un poquito el panorama tan homogéneo, uniforme, prescriptivo, caduco, fugaz y aburrido que ofrecen las grandes editoriales.

r_costas: Si embarcarse en una editorial es en sí mismo un riesgo, hacerlo en una centrada en el ensayo ¿no es ya amor a la adrenalina?

IG: A mí me da mucho más vértigo publicar ficción, la verdad, vértigo y respeto. Es una cuestión de humildad que no me la puedo quitar de encima y cuantos más libros leo, más grandes maestros de la literatura conozco, más fuerza cobra en mí la idea de que un escritor, un buen escritor, conoce la verdadera naturaleza del hombre, es alguien sabio.

Los libros de Nuevos Textos surgen, como se expresa en nuestro ideario, de las inquietudes informativas, éticas y estéticas derivadas del quehacer profesional de sus autores, y van dirigidas a un lector no necesariamente implicado, pero sí interesado en la realidad en la que está inmerso. Es una forma de aspirar a conocer la naturaleza del hombre, atajándola desde lo concreto en lugar de hacerlo desde lo abstracto, como haría la literatura.

Nuestro nuevo libro, De Aquiles a Zidane. Ensayos sobre fútbol y literatura clásica, es un buen ejemplo de esta aspiración.

Foto cortesía de Cuarto de Letras

Obra abierta. Un clásico de Umberto Eco

Obra Abierta. Un clásico de Umberto Eco

Obra Abierta

Cita del conjunto de ensayos de Umberto Eco, Obra Abierta:

“La poética de la obra ‘abierta’ tiende, como dice Pousseur, a promover en el intérprete ‘actos de libertad consciente’, a colocarlo como centro activo de una red de relaciones inagotables entre las cuales Read More

Ensayos de semiótica poética. Greimas y otros

Ensayos de semiótica poética. Greimas y otros

Cita del libro Ensayos de semiótica poética, coordinado por A. J. Greimas:

“Este tipo de hechos son numerosísimos en el texto. La enumeración de algunos de ellos habrá bastado sin duda para demostrar que Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: